Queridos lectores


Al igual que Ismael en “Noche de Luna Larga”, me gusta pensar el transcurrir del tiempo como una sucesión de ciclos, sin fijarme mucho en la fecha del calendario.

Por eso quiero recordar este tiempo en el que junto a ustedes recorrí tantas Ferias de Libros del interior del país, presenté “La salvaje de Boston” en la de Buenos Aires (¡hasta con espíritus!), viajé a la tierra de mis abuelos, los sorprendí con la novela de Navidad y compartí un tiempo precioso con Inés, que vino de visita,

Fueron sucesos importantes que dejaron su huella en mi vida.

Hoy siento que Papá Noel estuvo conmigo todo el año.

Es una bendición además compartir estas vivencias con mis queridas colegas amigas de la novela romántica.

Fue también un año duro en muchos otros aspectos, y sin embargo cada día se renueva el espíritu que nos permite seguir andando, confiando, y sobre todo, amando.

Guardo en mi mente muchas más sorpresas para darles, y eso me regocija.

Aquí va un cuadrito con algunas fotos en recuerdo de este ciclo.

Con cariño

Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Textos recientes
Buscar por etiqueta
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic