SI SUPIERAN...
¡Con cuánta emoción viví nuestro encuentro, queridos lectores!
Cuando la ilusión es grande, se topa a veces con la realidad, pero esta vez ocurrió lo contrario: ustedes colmaron mis expectativas y me devolvieron con creces lo que yo pensaba darles. 
Estos diez años pasaron tan veloces, que me descubro contemplando la portada de mi primera novela con asombro. Aún no podía imaginar lo hermoso que sería el recorrido.
Nada me gusta más que contar historias, y que además haya quienes deseen leerlas... Eso es llegar al cielo. 
GRACIAS por estos diez años de felicidad, queridos lectores. 
¡Y que vengan más, si Dios quiere!
Todo mi cariño
GLORIA V. CASAÑAS